[Entrevista] Raúl Redondo, español creador del Taller Online de Tipografía Experimental


Hola a todos, en esta oportunidad hablamos con Raúl Redondo, diseñador gráfico e investigador de procesos y metodologías de diseño que produzcan resultados reflexivos y significativos, que provoquen e inviten a la acción. Además cuenta con el blog Señor Redondo donde publica parte de sus conclusiones de trabajos de investigación realizados; como parte de las investigaciones ha desarrollado desde 2009 Talleres Experimentales de Diseño y es en este punto que abordaremos una entrevista con Raúl con respecto al Taller Online de Tipografía Experimental, la cual damos inicio:


Raúl conocemos mediante tu blog que eres un apasionado por la creación de procesos, los cuales compartes a menudo ¿De dónde viene tu pasión por los procesos y a la vez de compartirla con los demás?


En diseño y cualquier proceso creativo se suele mostrar un resultado normalmente ideal, mágico, que es lo que se vende y muestra al público. Incluso cuando se muestran procesos de diseño son súper pulidos. Son algo también vendible y esto creo un mundo de unicornios y arco iris de porfolios.

Por eso siempre he sentido curiosidad por lo real, por saber y mostrar cómo las cosas se crean, su origen y cuáles son los factores que realmente influyen en que tengan cierta forma o no. Porque a estos resultados los hemos dotado de significado y valores, de emociones incluso hemos creado reglas, métodos, leyes que hasta defienden una ética y moral... entender el proceso es una forma de ver lo relativo de esas elecciones y de poner en duda esos compromisos que tenemos con todo ello.

En el fondo es una forma en la que puedo conocer a quién hay detrás y cómo ésta persona (el creador-yo) se relaciona con su entorno, cómo es influenciado, limitado o estimulado y cómo uno de la misma manera devuelve eso que le es dado. Me atrae mucho todo lo que sea conceptual, que hable un metalenguaje, que muestre lo que hay detrás del espectáculo... esa realidad cruda, quizá no tan glamurosa pero que a mí me parece perfecta y fascinante, porque de alguna manera está dotada de sentido y es capaz de involucrar al espectador como protagonista y/o autor.

También es una forma de quitarle misticismo a todas murallas que nos creamos para darle valor a nuestro trabajo, mostrando lo vulnerable, aleatorio, caprichoso... de todo el proceso. Me interesa la parte humana del diseño, con sus contradicciones, debilidades, errores, juegos, limitaciones y caprichos... hablar desde lo vulnerable nos une más que desde la fachada del éxito. 

Web inició: Señor Redondo


Respecto al taller online ¿De qué trata el Taller de Tipografía Experimental? ¿Cómo surge la idea de realizarlo? 

El taller surge al finalizar los estudios de diseño en la escuela de arte nº10. Después de haber estudiado un proceso de enseñanza muy centrado en el oficio, el branding, el cliente, la funcionalidad, etc. algo útil pero aburrido la verdad, sentía que el diseño podía ir más allá, con métodos y aproximaciones diferentes... mucho más vivos. En principio el planteamiento era presencial e intensivo, sin embargo por trabajo y mudanzas varias, se me hacía cada vez más complicado desplazarme, hablar con los espacios, gestionarlo, etc. por lo que me pareció una buena idea utilizar el formato online. Esto me daba más libertad, podía llegar a más gente e incluso hacerlo más accesible.

Por otro lado también mi intención con el taller de tipografía es investigar los procesos creativos y ver si es posible crear un nuevo método que no produzca resultados en serie, diferentes de otros métodos, pero en el fondo muy parecido entre sí. Esto aún no lo tengo claro.

En el taller utilizamos la tipografía como núcleo, porque contiene muchos elementos tanto de estructura propia como semánticos, lingüísticos, históricos, protagonistas... que te permiten trabajar muchos puntos de vista. Los diseñadores tenemos la tipografía en un pedestal, en cierta manera es como el flamenco que cuando se habla de él exige como mucho respeto... que desde mi punto de vista es relativo sobretodo si atendemos a sus orígenes y a su día a día. La tipografía se canta más en la calle y las fiestas, que en las academias. 


En realidad la tipografía es un mundo que se queda pequeño para tanto diseñador, por lo que si no quieres seguir con el debate del Modernismo vs la New Wave o por qué los diseñadores no debemos presupuestar dependiendo del precio del último iPhone que nos queremos comprar, no queda más remedio que dedicarte a investigar sobre cosas extrañas. Como la aleación de los tipos de plomo de la imprenta de perico los palotes en la Inglaterra victoriana, los ángulos de la gota de tal tipografía que se producían por el uso de tal herramienta o la velocidad a la que Gutemberg giraba la prensa para imprimir su famosa biblia... y de cómo esto fue tan decisivo en la forma en que nos comunicamos; de igual manera que lo han hecho elementos tan importantes como el offset, el ordenador personal o Internet.

En el taller se intenta potenciar todos estos detalles, crearlos, inventarlos, darlos la vuelta, ya que son capaces de llenar significado un trazo, una curva o un interlineado. Así cada elemento es capaz de potenciar sus aspectos comunicativos predeterminados, de tener un sentido propio por su capacidad de dirigir una mirada, invitar a una acción a través del simple ejercicio de contar una historia. Esto último lo considero muy importante, te diré por qué.

Hace poco estuve viendo una obra de teatro, iMe era un software con el que no necesitabas experimentar la vida más allá de su interfaz, podías hacer todo sentado en tu sofá. El asunto es que dicho software deja de funcionar porque sus creadores pensaron que se habían equivocado, que la gente no era feliz y que lo humano sería capaz de gestionar mejor lo humano. Tras diferentes situaciones que ponen en duda esta idea, en uno de los momentos, uno de los personajes dice – Un momento, si nada queda registrado [sin Historia] ¿quién soy?

Hoy en día los profesionales deben estar en constante aprendizaje para forjar a un mas sus competencias, y el diseñador no debe estar fuera de realizar constantes investigaciones ¿Cuál es la importancia que el taller da a realizar investigaciones en pro del aprendizaje continuo? ¿Qué tan importante es la experimentación? 

Para mi es importante la experimentación porque pone en duda las fronteras de la disciplina del diseño, crea un diálogo en la profesión y lo abre a un mundo más allá del propio diseño. En el fondo el diseño es como un diccionario cuya estructura se sostiene porque unas palabras se definen a otras, entra en una lógica que se autojustifica. Con la experimentación buscamos romper esta dinámica, dejar los términos libres y abrir su campo de relación, su capacidad expresiva.

De esta manera el diseñador es un profesional activo, con voz propia capaz de entender o poner e duda el impacto de los productos que diseña, su naturaleza, su significado, etc. Todo un en lugar seguro, libre, donde todo está permitido porque no hay nada bueno o malo. Esto luego puede enriquecer enormemente otros proyectos más sujetos a formalidades, necesidades del cliente, etc.


¿A quienes va dirigido el Taller de Tipografía Experimental? 

Aunque no es imprescindible, principalmente a diseñadores visuales, gráficos, ilustradores, tipógrafos, comunicadores, artistas, estudiantes, etc. que deseen introducirse en una forma diferente en una metodología experimental aplicada a la tipografía, al mensaje, a la comunicación... que les guste jugar y probar cosas diferentes.

El resultado puede ser tipografía tipo a, b, c, d... o no.


¿Cuál es la forma para acceder a las lecciones? ¿Habrá evaluaciones de proyecto?

Una vez registrado, la estructura es tipo foro. La taller está estructurado en 5 semanas, que requieren unas 4 horas semanales aunque eso es relativo. Sin embargo se puede realizar al ritmo deseado, todas las lecciones están abiertas.

Cada semana se propone un ejercicio en base a un tema, con una entrega que yo voy revisando y evaluando, de manera individual.


Al finalizar el taller, ¿Qué competencias se espera desarrollar en quienes participen?

Pues depende de cada uno pero principalmente la capacidad de ser más reflexivos, de dotar de significados y contar historias. También podrán aprender historia, algunos ejercicios y métodos que luego podrán dosificar a su gusto en otros proyectos. La idea también es crear comunidad, acercar profesionales de diferentes áreas y países, compartir y que de allí vayan surgiendo nuevas ideas, colaboraciones y proyectos. Veo el taller como un comienzo...


¿Qué consejos le darías a todos aquellos que inicien el taller?

Que lo terminen jajaja

¿Qué proyectos se vienen a futuro, que deseas compartirnos?

Para el futuro me gustaría escribir más en el blog, realizar más talleres presenciales y poco a poco escribir un libro que tratase el tema sobre el que reflexiono en el taller: los procesos de diseño, técnicas y ejercicios, etc. utilizando los proyectos más representativos de los alumnos que ya han participado en el taller. Me interesa que sea un libro vivo, con una filosofía llevada a la práctica. Por eso es imprescindible que hagan caso a la respuesta a la pregunta anterior jajaja


Concluimos: 
Agradecemos a Raúl Redondo por su tiempo en la entrevista y compartirnos excelente información sobre el taller de tipografía experimental, al cual te animamos a inscribirte y participar; un taller donde aprenderás  a desafiar las nociones fundamentales, conceptuales y estéticas de la tipografía.



A nuestros lectores pedimos estar pendientes en los proximos dias, ya que se viene una sorpresa en conjunto con Señor Redondo.



Te animamos a inscribirte dando clic en el siguiente enlace:











Si te gustó la entrevista puedes dejar tu comentario o compartirlo. Síguenos en nuestras redes sociales y así estar pendiente de nuevos artículos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.